Guía para una barba suave

¿Tu barba parece de alambre? ¿Ta da mucha comezón? Debes saber que necesita cuidados para tener una apariencia suave que favorezca tu rostro. Vale la pena dedicarle algunos minutos al día para que esté hidratada y sana. La ventaja extra de este esfuerzo es que las mujeres de tu vida ya no se quejarán de que las raspas cuando las saludas.

A diferencia del cabello, que suele ser suave, el vello facial tiene una naturaleza gruesa y dura debido a que se deshidrata fácilmente. Las razones para que esto ocurra no sólo dependen del medio ambiente, tu dieta ejerce una fuerte influencia en el estado general. El largo es otro factor que determina su estado: si es muy larga, se vuelve indomable; si es muy corta, se pone firme y rasposa. Por eso es necesario tener presente que para lucir bien es conveniente mantener una rutina de cuidados.

La buena noticia es que no es necesario que dediques mucho tiempo y esfuerzo, pues bastan unos minutos de tu rutina matutina normal para obtener buenos resultados. A continuación encontrarás algunos pasos que te ayudarán a lograr una barba pulida y con clase.


  • Lávala todos los días. La barba atrapa fácilmente suciedad, partículas diversas y, sí, aunque seamos cuidadosos, también restos de comida. Por si fuera poco, la abundancia de vello provoca que esa zona de la cara produzca más sebo de lo normal, lo cual tapa los poros y genera irritación en general. Por eso, es importante usar a diario un shampoo especialmente formulado para la barba para mantenerla libre de agentes nocivos. El efecto de este tipo de productos es acumulativo, así que, a la larga, el vello se volverá suave y dócil.

  • Acondiciónala. Actualmente el agua es muy dura (es decir, que posee una gran cantidad de minerales) por lo que la barba suele quedar pesada después del baño. Para evitarlo, después del shampoo es preciso usar un acondicionador que neutralice este efecto.

  • Usa un beard balm. Además de ayudar a mantener el vello en su lugar, este producto contiene ingredientes que hidratan y suavizan. Sí, tal vez creas que abusamos del término hidratación, pero es que es justo lo que más se necesita.

  • Hidrátala. Como ya dijimos, la causa de las barbas rasposas es la falta de humectación. Los aceites son un estupendo aliado porque además de darles la humedad que necesitan, la nutren para que se vea sana y cuidada. Basta aplicar una pequeña cantidad por la mañana y otra por la noche.


Rutina para una barba suave

Con estos sencillos pasos, y un poco de constancia, pronto verás resultados visibles.
 

  1. Lava tu barba y date un masaje mientras lo haces. Esto estimulará la circulación de la zona para evitar la comezón y te ayudará a eliminar las partículas y la suciedad atrapadas.

  

  1. Sécala muy bien con una toalla, pero no la restriegues, presiona la toalla ligeramente para que absorba la humedad. Si tienes mucha barba, tal vez deberías considerar usar un secador de pelo en la velocidad y temperatura más bajas.

  1. Una vez que esté seca, aplica el aceite, asegurándote de masajearlo por toda la zona hasta la raíz.

 

  1. Es hora de darle forma con el beard balm. Ponte una cantidad de producto adecuada para el largo y peina la barba para distribuirlo uniformemente.

Toma nota de estos tips

  • Evita los productos que contienen alcohol ya que este ingrediente reseca la piel y la barba, provoca que las puntas se abran y que se vuelva indomable. 

  • Nunca apliques el beard balm ni los aceites nutritivos en la barba húmeda. El agua hace que el producto se diluya e impide que el vello lo absorba de manera óptima.

  • Si te vas a la cama con la barba mojada, al otro día te será muy difícil arreglarla. Es mejor que te tomes el tiempo de secarla antes de dormir.

  • No apliques beard balma antes de dormir porque le dará a tu barba una forma rara al otro día. 

  • Tampoco lo uses sobre la barba sucia, la acumulación de producto generará que se tapen los poros de la zona. 

  • Vale la pena invertir en un peine de buena calidad. Los de plástico favorecen que se abran las puntas, lo cual hace que la barba se vea desaliñada.